Mindfulness

 

PROGRAMA INDIVIDUALIZADO DE

MINDFULNESS Y GESTIÓN EMOCIONAL PARA NIÑOS EN 12 SEMANAS

Dirigido a niños entre 6 y 12 años.

¿QUÉ ES MINDFULNESS?

Mindfulness se traduce como Atención Plena o Plena Consciencia; es un entrenamiento mental para desarrollar consciencia de todo lo que va sucediendo en cada momento, tanto de lo que ocurre en el exterior como en nuestro interior.

La práctica de la Atención Plena desarrolla autoconocimiento: conocer, relacionarse y gestionar adecuadamente  las emociones, descubrir los valores y capacidades personales. Proporciona equilibrio psíquico y estabilidad emocional, además de desarrollar capacidades cognitivas como la atención, la memoria y la capacidad de resolución de problemas.

OBJETIVOS PARA LOS NIÑOS

  • Entrenar la atención al momento presente

El entrenamiento de la atención es el pilar principal del mindfulness. Sin una atención adecuada la mente vaga sin rumbo, salta de un lado a otro si control.

La atención al momento presente (y a todo lo que surge en él, incluidas las emociones) que se entrena en mindfulness, proporciona autoconocimiento y estabilidad emocional. La atención es el cimiento para un buen desarrollo personal y psíquico, estable y equilibrado.

Las prácticas formales (Meditaciones) y las prácticas informales (prácticas para mantener la atención en las actividades de la vida diaria) proporcionan el desarrollo de la atención.

  • Mejorar la capacidad de reflexión favoreciendo estilos de afrontamiento asertivos.

Mindfulness proporciona una mejora en el control de los impulsos y una mayor auto-observación de los propios comportamientos y sus consecuencias.

  • Desarrollar paciencia, calma, serenidad.

Todas las meditaciones, dinámicas y juegos que se utilizan en mindfulness desarrollan estas importantes cualidades.

  • Conocer y gestionar las emociones.

Las meditaciones, dinámicas y juegos están orientados al autoconocimiento. Se busca que el niño se haga consciente de sus emociones, pueda observarlas, nombrarlas y desarrollar habilidades para gestionarlas.

  • Desarrollar gratitud.

A través de dinámicas que ponen el foco de atención en observar, cada día, algo de la vida cotidiana para agradecer. Dar las gracias, ayuda al niño a valorarse a sí mismo, a su familia, amigos, y a todo de la vida en general. Poner el foco de atención en la gratitud mejora la percepción de felicidad y desarrolla una mente más positiva.

Ver: ¿QUÉ PASARÍA SI DIERAS LAS GRACIAS POR TODO?

  • Desarrollar autoestima.

El autoconocimiento proporciona la conexión con las cualidades particulares de cada niño (que siempre son maravillosas), el respeto y amor hacia sí mismo y hacia los demás, mayor seguridad y confianza, y deseo de seguir aprendiendo y desarrollando lo mejor de sí mismo. Todo esto contribuye al desarrollo de una sana autoestima.

  • Disminuir el estrés.

El estrés hoy en día no solo afecta a los adultos, los niños tienen que enfrentar numerosas situaciones y retos diarios que les causan excesivo estrés. La meditación formal e informal que se practica en mindfulness reduce el estrés, numerosos estudios científicos lo avalan.

  • Conectar con la alegría interior.

La alegría interior, es la auténtica alegría y los niños la expresan muy bien, pero en ocasiones se muestran dificultades o se va perdiendo. Las prácticas de meditación conectan con esta alegría interior.

  • Desarrollar consciencia corporal.

La actitud del cuerpo, posición, flexibilidad y movimiento corporal están muy relacionados con el nivel de coherencia y equilibrio personal. A través de las meditaciones y algunas prácticas que realizamos de yoga se va adquiriendo esta consciencia corporal.

  • Aprender a respirar mejor.

Todas las meditaciones que se realizan regulan la respiración, adquiriendo poco a poco una respiración natural más relajada y profunda, con todos los numerosos beneficios que ello implica.

  • Mejorar la calidad del sueño y el descanso.

El bienestar, la calma, la reducción del estrés que proporciona el mindfulness mejora notablemente la calidad del sueño y el descanso.

  • Mejorar las relaciones familiares.

El niño establece una relación muy especial con el familiar o familiares con quienes realiza las prácticas meditativas. Se desarrollará una actitud más activa en la comunicación y capacidad de expresión emocional.

  • Mejorar la empatía.

El autoconocimiento y el desarrollo de una autoestima adecuada ayudan al niño a regular sus relaciones, a desarrollar empatía y sensibilidad.

 

¿A quién puede interesarle este programa?

-Si deseas que tu hijo o hija se desarrolle como persona sacando lo mejor de sí mismo, desarrollando sus mejores potenciales, valores y actitudes que le ayudarán a tener una vida más plena.

.para niños con dificultades para conectar con las emociones y manejarlas adecuadamente.

-Para niños con dificultades atencionales.

-Para niños con dificultades en los estudios.

-Para niños con dificultades para relacionarse.

Para niños con  comportamientos disruptivos: agresividad, desafíos constantes, rabietas, impulsividad…

 

¿Cómo lo haremos?

– Se trata de un programa de duración de 6 meses. Veo al niño una vez cada 15 días, durante 12 semanas seguidas.

-La duración de las sesiones será de 1 hora aproximadamente: 45 minutos con el niño/niña y el tiempo restante con el niño y el padre o madre.

-Entrego prácticas para realizar en casa durante la quincena.  En total se entregarán 12 prácticas formales y 12 prácticas informales. Estas prácticas serán personalizadas: cada niño requiere trabajar diferentes aspectos y necesidades personales.

-Las prácticas formales que se entregan son técnicas de meditación mindfulness adaptadas a las niños según su edad. Por lo general, las prácticas son cortas, no superando en muchos casos los 5 minutos, y se deben realizar en compañía del padre o la madre.

-Las prácticas informales, por lo general, no requieren de tiempo adicional. Son actividades en las que el niño debe entrenar la atención en el momento en que realiza sus actividades de la vida diaria.

-Para que este programa funcione es fundamental la colaboración de un adulto en todo el proceso. Apenas le llevará tiempo, pero es muy importante realizarlo cada día. 

¿Dónde será?

Dos formas:

-En su propio domicilio.

-En el Centro Wellness Core. Plaza Florencio Rodríguez, número 2, 1ºB, Gijón.

Para pedir información o una cita llámame por teléfono o envíame un WhatsApp al 646 44 99 69